1. Inicio
  2. Noticias de Economia en ABC
  3. La innovación alimentaria se cocina con receta colaborativa
Noticias de Economia en ABC

La innovación alimentaria se cocina con receta colaborativa

La reciente edición de Alimentaria ha vuelto a dedicar parte de su superficie expositiva y de los foros profesionales al ‘foodtech’, al ‘agtech’, al resultado de la I+D+i en toda su extensión (en The Alimentaria Hub, su espacio especializado en innovación). En este contexto, destacó la tercera edición de KM ZERO Venturing, que ha abierto convocatorias para próximas citas como Food4Future (Bilbao), ftalks The Food Changemakers Summit (Valencia) o SIAL (París) para proyectos que ofrezcan soluciones en cinco áreas clave de la innovación alimentaria: Nuevas Proteínas, Packaging Sostenible, Huella Cero, Salud y Nutrición y Digitalización. Y anunció el mayor proyecto colaborativo español entre startups y empresas alimentarias, The Flexitarian Project, además de la facilitación de inversiones como la realizada por The Food Tech Lab en la emergente catalana Pack2Earth. KM Zero Food Innovation Hub es uno de los principales hubs/aceleradoras de innovación alimentaria que existen en España, y su principal valor es el de fomentar la colaboración abierta entre grandes empresas, startups e inversores, convirtiéndose un gran dinamizador del ecosistema ‘foodtech’ nacional. «El ecosistema ‘foodtech’ español (destaca su CEO, Raúl Martín) se encuentra, en la actualidad, entre los más atractivos de Europa tanto para los fondos de inversión como para las compañías agroalimentarias capaces de aprovechar las posibilidades que ofrecen las fórmulas de innovación abierta entre startups y corporaciones». Noticia Relacionada estandar No La biotecnología moderna rejuvenece el sector cervecero María José Pérez-Barco Las técnicas avanzadas permiten optimizar los procesos e introducir nuevas propiedades y perfiles aromáticos que refuerzan la competitividad de la boyante industria española Martín destaca el informe sobre el sector en España, realizado por ICEX España Exportación e Inversiones, que señala cómo el conjunto de las 420 startups ‘foodtech’ que existen en España cerró 2023 captando una inversión de 226 millones de euros. Innovación sostenible Innovación abierta e inversión estratégica se consolidan como vectores esenciales de esta nueva era de la alimentación en la que KM Zero cuenta con colaboradores estratégicos como ICEX e IESE Business School, en este caso a través del proyecto europeo EU-LAC Digital Accelerator para aportar asesoramiento a las empresas emergentes, junto a más de 20 fondos de capital riesgo como Tech Transfer Agrifood y The Food Tech Lab, que apoyarán las necesidades financieras y crecimiento de los proyectos. El ‘foodtech’ español ha resistido, como subraya Martín, «el momento valle y entra en nueva etapa, en la que empresas y fondos están aumentando progresivamente la inversión bajo un nuevo enfoque: distinguir las simples tendencias de los proyectos que cubren necesidades reales de nuestra cadena alimentaria. Esto propicia la búsqueda de proyectos con mayor madurez, gran potencial de escalabilidad y modelos de negocio rentables en el corto y medio plazo». Un desempeño que debe ampliarse al sector agroalimentario en general, con proyectos más maduros, más escalables para toda la cadena de valor. La inversión está poniendo cada vez más el foco en proyectos maduros y escalables La cosecha ofrece todo tipo de ejemplos, como los propios de Flexitarian Project, con la intención de llevar al mercado productos ‘plant-based’ saludables, sostenibles y accesibles. Una trinidad presente en formas de ‘packaging’ como las propuestas por envases compostables como los de Pack2Earth o en otras opciones como las de startups que trabajan en pilotos para reducir la sal en los alimentos, crear cucharas fabricadas con bagazo de cerveza, o en soluciones de robotización para operar a temperaturas bajo cero. Soluciones Más ejemplos: el de Naria, que aborda, desde la Comunidad Valenciana, el desperdicio alimentario con una plataforma que digitaliza el sistema de donación de alimentos (gracias a su tecnología, los productos cercanos a su caducidad se canalizan hacia donaciones para organizaciones del tercer sector) o el de Moolec Science (Luxemburgo), que produce proteínas animales mediante el proceso de cultivo molecular: capacita la síntesis del ADN de las proteínas animales en una amplia variedad de cultivos de semillas, como la soja. En el caso de Microterra (startup mexicana), que produce ingredientes funcionales para la industria de alimentos a base de plantas, a partir de ‘lemna’ (planta acuática) cultivada en agua residual agrícola con exceso de nitrógeno, lo que, asegura que la agroindustria disminuya su impacto sobre los recursos de agua dulce y el océano. Todo un ecosistema de nuevas formas de tratar los alimentos en una época en la que innovación y sostenibilidad no salen del menú.

Entrada siguiente
Cambios y principales novedades en la declaración de la Renta de 2023
Entrada anterior
Telefónica, RTVE, CNE, Redeia… luz verde al ‘panchivillismo’ empresarial